Todos los bebés sufren de gases, simplemente algunos tienen más que otros. Adicionalmente, algunos bebés tienen más facilidades para pasar los gases, lo que se puede derivar de alguna habilidad aprendida o innata. Aunque cierta cantidad de gases es completamente normal, puede estar causando incomodidades a su bebé, si nota síntomas indicativos, como inflamación abdominal, barriga distendida, eructos frecuentes, escupitajos, hipo, flatulencias e irritabilidad o intranquilidad excesiva.

¿De dónde vienen los gases de los bebés y recién nacidos?

Los gases en los bebés o recién nacidos pueden deberse a una gran cantidad de factores, no simplemente una cosa, dado a que hay diferentes formas en que los gases se pueden introducir en el sistema digestivo de los bebés. El gas se produce en el tracto digestivo desde que el bebé toma por primera vez leche materna o fórmula. El gas en los recién nacidos es un producto derivado de la digestión de la lactosa, proteínas y otros nutrientes.

  1. Algunos pediatras y especialistas en lactancia afirman que los restos de alimentos que producen gases, como vegetales crucíferos y legumbres, pueden transmitirse de la madre a los bebés. Otros expertos también advierten en relación a la acidez excesiva de la dieta materna. Las frutas cítricas y los jugos, fresas y tomates, contienen muchos ácidos y pueden irritar al bebé. Los productos lácteos en la dieta de las madres también pueden generar “intolerancias” en los bebés. El problema suele estar vinculado a la proteína de la leche encontrada en la leche, el queso, la mantequilla, el yogurt, el helado, etc. La intolerancia a la soya y al maní en los bebés suele estar acompañada de la intolerancia a los lácteos. Cuando se amamanta, las madres pueden probar si estos sospechosos habituales pueden estar afectando a sus bebés al eliminar religiosamente los productos lácteos, soya y maní de su propia dieta por dos semanas. Después puede reintroducir en primer lugar la soya, luego un producto lácteo cocinado (como queso duro o yogurt) y proceder lentamente para monitorear la tolerancia de los bebés.
  2. Las burbujas de aire también pueden entrar a través de la boca de los bebés. Más comúnmente, este es un resultado de la succión creada al amamantar. Por esta razón, es importante eructar cada 3 o 5 minutos durante el proceso de alimentación. Si su bebé es alimentado con biberón, asegúrese que el agujero en la boquilla sea del tamaño adecuado. Si el agujero es muy grande, su bebé comerá demasiado rápido. Si es muy pequeño, hará que su bebé trague aire.
  3. Otra razón posible para los gases de los bebés es el síndrome de híper-lactancia. Cuando una madre tiene un suministro abundante de leche, puede producir una mayor cantidad de leche final. La leche final es más alta en contenido de agua, de lactosa y normalmente se entrega con más fuerza. En exceso, la leche final puede provocar dolor de estómago al bebé, haciéndole más irritable. Los bebés que toman más esta leche también tienden a absorber más aire, lo que potencia aún más sus gases. Dado a que el bebé no está obteniendo suficiente leche rica en nutrientes, normalmente querrá comer con más frecuencia, lo que perpetúa el problema. El bebé que sufre del síndrome de híper-lactancia se caracteriza por un aumento de peso superior a lo normal, aumento de gases e irritabilidad.
  4. Una estimulación excesiva también puede aumentar la presencia de gases. Al igual que muchos adultos experimentan perturbaciones intestinales durante situaciones estresantes, los bebés se ven afectados por sus ambientes. Los bebés sensibles que se ven bombardeados por ruido, luces, contacto y múltiples experiencias normalmente se “encierran” buscando reducir la estimulación. Esta respuesta de cierre no aísla completamente al bebé de los efectos de la estimulación. Los bebés que sobrecargan con frecuencia experimentan gases más severos, irritabilidad y dificultad para dormir en la noche o en el día. En general, mientras más actividades (diligencias, visitantes, televisión, teléfono, etc.) haya en el día de un bebé, más probabilidades tendrá de presentar gases e irritabilidad durante la noche y el día.
  5. La introducción de sólidos en los bebés mayores crea cambios a los que el bebé le puede tomar tiempo ajustarse, dado a que diferentes enzimas y probióticos deben acumularse para digerir y absorber los nutrientes. Adicionalmente, las comidas que se conocen comúnmente que causan gases, como los vegetales crucíferos, ciertas frutas y granos, tienen el mismo efecto en los bebés que en los adultos.
  6. Cierta cantidad de llanto es normal en todos los bebés, dado a que esta es su única forma de comunicación verbal. El llanto de los bebés puede indicar que tienen hambre, se sienten solos, tienen calor o frío, se sienten incómodos o que necesitan un cambio de pañal. Muchos bebés pasan por períodos en los que lloran sin razón aparente, simplemente se están adaptando al nuevo mundo. En general, el llanto hace que los bebés traguen aire hacia sus sistemas digestivos. Estas burbujas de aire se quedan atrapadas en el estómago y/o pasan hacia el intestino. Los dolores de los gases también pueden ser un resultado del aire que se ha tragado durante el llanto.
Tummy Calm for Infants and ToddlersFormation of Gas Pockets in the Gastro-Intestinal System of the Infant, Newborn or Baby

¿Por qué los gases causan dolor e incomodidad a los bebés?

Normalmente, los gases no son un problema y no deben causar dolor o incomodidad porque son empujados rápida y fácilmente del sistema digestivo. Sin embargo, los bebés nacen con un sistema digestivo inmaduro. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que durante las primeras trece semanas de vida fuera del útero, el sistema digestivo de los recién nacidos literalmente está aprendiendo a funcionar. Los músculos que soportan la digestión no han desarrollado el ritmo correcto (peristalsis) para mover la comida a través del tracto digestivo. Adicionalmente, los recién nacidos no cuentan con la flora bacteriana benevolente (probióticos) que se desarrolla con el tiempo para ayudar a la digestión y complementar el trabajo llevado a cabo por las enzimas segregadas por el tracto digestivo.

Los gases tienen capacidad de flote y los bolsillos de gases se pueden quedar atrapados en los intestinos superiores e inferiores. El gas funciona como un corcho, impidiendo el flujo de jugos gástricos y la acumulación de presión causa una inflamación en el abdomen. Los sistemas digestivos inmaduros de los bebés les dificultan resolver efectivamente esta situación. Cuando se forman bolsillos de gases en el estómago, el mismo se puede quedar distendido, lo que también suele ser la causa principal del hipo.

Algunas investigaciones médicas afirman que los gases y cólicos en los bebés no están relacionados; pero no estamos de acuerdo con esta teoría. La experiencia de haber ayudado a cientos de miles de bebés con cólicos, gases y reflujos, nos lleva a concluir que estas son normalmente las manifestaciones de algo simple. El sistema digestivo inmaduro de los bebés , y la recurrencia de gases atrapados definitivamente son una fuente de cólicos.

Trapped gas causes blockages and bloating in the intestines and stomach of the infant, newborn or baby

¿Qué tratamientos hay disponibles para los problemas de gases de los bebés?

Ayudar al bebé a eructar puede reducir la cantidad de aire en el estómago, de forma que los mismos no pasen hacia el tracto intestinal. Desafortunadamente, eructar no es 100% efectivo a la hora de eliminar los gases, dado a que no tiene ningún efecto sobre los gases que se crean en el intestino durante la digestión normal. Hay diversas terapias físicas para aliviar los gases, como los masajes para los bebés, que se han demostrado de alguna manera efectivas al ayudar a los bebés a liberar los gases. Simplemente aplicar una ligera presión en el estómago puede calmarlos y ayudarlos. También puede intentar cargar al bebé como una pelota de “fútbol americano” – boca abajo sobre su antebrazo con las piernas entre su codo y el mentón del bebé reposando sobre su mano. La presión gentil que se ejerce sobre el estómago del bebé puede ayudar a calmar y liberar los gases.

Si esto no funciona, hay diversos tratamientos disponibles para los gases de los bebés. Como siempre, debería consultar en primer lugar con su pediatra antes de dar al bebé cualquier medicamento, remedio o suplemento.

  • Las gotas de Simeticona se venden bajo diferentes marcas en las farmacias. La simeticona es esencialmente un agente químico anti-espuma que se une a las burbujas de gas en el estómago bajo la teoría de que de esta forma el gas puede ser expulsado con más facilidad. Sin embargo, si los cúmulos más grandes de burbujas no son expulsados suficientemente rápido, pasan hacia la parte baja del tracto digestivo. Aquí, los cúmulos de burbujas de gas pueden causar una distención y dolor peores. La simeticona no tienen ningún efecto sobre los gases intestinales y estos, como muchos adultos lo saben, pueden causar un dolor más intenso. Dado a que la simeticona trabaja uniendo las burbujas de gas, la misma debe estar en donde se encuentra el gas para poder funcionar. Como resultado, la simeticona no es un medicamento que pueda ser suministrado “conforme se necesite”, sino que tendría que ofrecerse en dosis regulares con cada comida. Si el gas se crea de alguna forma diferente al momento de la alimentación, la simeticona no tendrá ningún efecto después de que aparezca. Adicionalmente, la simeticona trabaja únicamente sobre el gas cercano a la parte superior del estómago y no tiene ningún efecto sobre los gases intestinales.
  • El Bicarbonato de Sodio (también conocido como polvo para hornear) es utilizado por diversas marcas de agua de gripe que se venden como suplementos dietéticos. El bicarbonato de sodio es un álcali que actúa en contra del pH del ácido del estómago, creado naturalmente en el estómago del bebé. Puede aliviar temporalmente algunas incomodidades causadas por el reflujo ácido. Desafortunadamente, el bicarbonato de sodio es absorbido por el torrente sanguíneo y tiene efectos secundarios no deseados. Por esta razón, el bicarbonato de sodio no puede ser consumido por niños menores a cinco años, como lo establecen claramente las cajas que venden el producto. Incluso para los adultos, no debe ser utilizado por más de dos semanas o para condiciones recurrentes. De acuerdo con algunos médicos, el bicarbonato de sodio puede causar un desbalance en los electrolitos de los bebés, lo que puede generar problemas serios.
  • Los Aceites Esenciales y Extractos Herbales (eneldo, hinojo, etc.) son utilizados por otras aguas de gripe en el mercado y son vendidos como suplementos dietéticos. Se conoce que hay problemas de seguridad con los aceites esenciales. Muchos expertos creen que no deben ser tomados por adultos, mucho menos por niños. Por favor infórmese de todos los efectos colaterales posibles antes de darle aceites esenciales a su bebé, sin importar cuán pequeñas parezcan las concentraciones.
  • Las Fórmulas Homeopáticas pueden ser una opción excelente para tratar los síntomas de gases en los bebés. La mayoría de las medicinas homeopáticas son libres de alérgenos y de efectos colaterales. Solamente hay una fórmula líquida en el mercado. El agua de gripe de Colic Calm está disponible en las principales farmacias, tiendas de alimentos seleccionadas, consultorios médicos y deforma online. Colic Calm es un tratamiento muy efectivo para los gases y los cólicos en los bebés. Muchos padres y cuidadores se han sentido aliviados al encontrar un remedio con ingredientes activos naturales. La fórmula homeopática única funciona en cuestión de minutos, por lo que solamente debe ser suministrada “cuando sea necesario”. Miles de clientes satisfechos también han reportado que Colic Calm hace maravillas para tratar la inflamación, los calambres estomacales, el dolor de la dentición e incluso el hipo. También es extremadamente efectivo para los gases que se crean al introducir nuevos alimentos en los delicados sistemas digestivos de los bebés. Lea más sobre cómo el Agua de Gripe de Colic Calm trata los problemas de gases de los recién nacidos, bebés y niños.

Ver cómo Colic Calm detiene los dolores de gases de un bebé en minutos

Conclusión

Atender el problema de los gases e irritabilidad de los gases en bebés como un tema de múltiples niveles suele ser lo más efectivo. Si las señales de híper-lactancia le son familiares, contacte a un especialista en lactancia para ayudarle a corregir el problema. Evitar los alimentos mencionados arriba al menos unos días puede ayudar a indicar si los mismos causan problemas a los bebés. Si los gases e irritabilidad son excesivos y durante todo el día, una prueba de dos semanas eliminando los productos lácteos, de soya y maní pueden mostrar si la dieta de la madre es un factor contribuyente.

Reconocer a los bebés que son más sensibles o están sobre-estimulados suele ser difícil para los padres. Mantener las visitas y las salidas a un nivel mínimo por algunas semanas puede disminuir la cantidad de gases y la irritabilidad en los bebés. Permitir que los bebés tengan un sueño calmado y sin interrupciones puede ayudar a prevenir que el cansancio excesivo, la irritabilidad y los episodios de llanto innecesarios.

Recuerde que los bebés apenas se están acostumbrando a este mundo. Conforme crecen, la mayoría disminuirá la cantidad de síntomas de gases e irritabilidad que presentan. Sus tractos digestivos aprenderán a funcionar mejor. Durante los primeros tres meses de vida, los bebés no están equipados adecuadamente para calmarse. La habilidad de calmarse se desarrolla lentamente en el tiempo y a diferentes velocidades por los niños.

Lo Que Están Diciendo Los Padres

Parent Testimonials

“¡Colic Calm es un salvavidas! Busqué en todos lados una forma natural de aliviar a mi recién nacida, Keeliana, de sus problemas estomacales. Le tomaba horas eructar y esto le generaba dolores al convertirse en gases. Prácticamente no podía dormir y se quejaba en sueños. Ahora eructa y puede dormir en paz. Otras aguas de gripe en tiendas de salud no pueden compararse y son una pérdida total de dinero. Todas las preguntas que tenía fueron respondidas rápidamente y la entrega fue veloz. ¡Solamente debo asegurarme de que no se me acabe!”.

Tiffany P. – Riverside, CA

“¡Esto es increíble! Pensé que tendría que esperar hasta que mi hijo superara sus llantos y gritos por los gases. Ahora, cuando comienza a estar irritable le doy un poco de Colic Calm y se relaja inmediatamente. Le he dicho a todos mis amigos con hijos que deben comprar Colic Calm. Gracias, gracias y más gracias a los fabricantes. ¡Ya no tengo terribles dolores de cabeza!”.

Cara R. – Crofton, MD

“¡PRODUCTO INCREÍBLE, INCREÍBLE, INCREÍBLE! Nuestra pequeña de seis semanas, se sentía irritable y lloraba todas las tardes y noches. Su producto la ha ayudado completamente a relajarse y a deshacerse de sus gases. ¡Se ha convertido en una bebé realmente feliz y nos acaba de regalar su primera sonrisa ayer! ¡Gracias!”.

Eric H. – Tucson, AZ

“Nuestros nietos nacieron prematuros, con 7 semanas de antelación, y 5 lbs, y 3 lbs y 11oz. Cuando los llevamos a casa solamente podían dormir entre dos horas y media y tres horas. Esto es normal para los bebés de este tamaño, sin embargo, ambos lloraban y se estresaban horriblemente por los dolores de gases – incluso cuando estaban siendo amamantados. Intentamos con muchos medicamentos de venta libre y algunos remedios caseros que ayudaron un poco, pero conforme las semanas progresaban la situación fue de mal en peor. Los bebés no dormían casi, lloraban muchísimo y se retorcían hasta que se ponían morados. Era realmente terrible verlos así. Mi hijo y su esposa prácticamente no podían dormir y parecían zombis. Encontré Colic Calm después de una búsqueda en Internet y realmente cambió sus vidas en un segundo. Mi nuera tuvo que volver al trabajo después de una semana utilizando Colic Calm – su primer día en el trabajo los bebés durmieron por 5 horas seguidas, a los 2 meses. La vida es mucho mejor ahora y los bebés se ven mucho más felices y contentos. Durante la última visita al pediatra, le mostraron Colic Calm y les dio su aprobación. Pienso que deberían dárselo a todos los padres con las bolsas que les dan en los hospitales para llevar a casa. Pienso que para mi próxima fiesta de bienvenida de bebés lo incluiré en el regalo. Gracias por un producto maravilloso”.

Annette W. – Lodi, NJ

“Este producto es maravilloso y la empresa los envía rápidamente. Le daría a este producto un número 1 para el alivio de gases”.

Lisa P. – King of Prussia, PA

“¡Colic Calm salvó nuestra cordura y ha ayudado a mi bebé a ser un niño feliz! Escuché de Colic Calm a través de un amigo y pensé en intentarlo… dado a que había probado casi todo lo demás y mi bebé seguía estando irritable y muy incómodo con dolores de gases. Después de un día de haber utilizado Colic Calm notamos una increíble mejora. Ahora lo utilizamos tres veces al día y nuestro bebé está muy bien. Realmente apreciamos el envío rápido, al día siguiente. Hemos recomendado Colic Calm a 3 otras parejas y continuaremos haciéndolo”.

Keri P. – Long Beach, CA

“Estoy extremadamente complacida con Colic Calm. Comenzó a funcionar el primer día en que se lo di a mi hijo. Todavía tiene gases, pero están bajo control. Nunca volveré a utilizar Mylicon u otras gotas para los gases. Recomiendo Colic Calm a todos mis amigos y familiares y sus bebés. ¡Gracias!”.

Rebekah A. – Owosso, MI

“Tuve un minuto libre y pensé enviarles este rápido correo. Ya he utilizado 3 botellas de Colic Calm. No sé cómo funciona, pero funciona. No puedo creer el alivio que obtiene mi bebé para sus gases. Acabo de realizar un pedido de 8 botellas más. Este producto es fantástico. ¡Gracias!”.

Lisa W. – Spruce Grove, Alberta, Canada

“Colic Calm es una fórmula fantástica. Nuestro hijo, que por alguna razón parece tener gases poco naturales la mayor parte del tiempo, siempre está quejándose por los dolores que le causan los gases. Le hemos dado la fórmula de Colic Calm y parece aliviarlo la mayoría del tiempo. Nos ha ahorrado una cantidad incontable de horas de falta de sueño, dado a que Colic Calm lo ayuda a relajarse y dormir. Gracias por su increíble fórmula.”

Un padre preocupado, Jason L. – El Paso, TX

“Tengo que decir que Colic Calm es un salvavidas. Tan pronto como llegué con mi hijo del hospital, lloró horas y horas en la noche gracias a los gases. Conforme comenzó a tomar Colic Calm, el llanto disminuyó minutos después en lugar de horas. Le recomendaría Colic Calm a todas las demás madres”.

Hortencia A. – Palmdale, CA

“Cuando nuestra pequeña tenía unas pocas semanas, sufría terriblemente de gases, cuando llamamos al médico nos dijo que eran cólicos y que podían durar desde un día hasta algunos meses. Después de esa llamada telefónica me metí en Internet llorando y comencé a buscar alternativas seguras y naturales para aliviar el dolor de mi hija. Encontré su producto y me convencieron los testimonios de los demás padres. ¡Gracias a Dios por este producto que funcionó! Nuestra pequeñita nunca más tuvo problemas con gases. En el momento en que veíamos alguna señal de que su estómago la estaba molestando le daba un poco. Creo tanto en el producto que constantemente le cuento a las demás personas con bebés sobre el mismo. Mi esposo y yo utilizamos el producto si nos duele el estómago y también nos ayuda. Entonces, gracias por ofrecernos este producto y continuaré diciéndole a los demás sobre el mismo”.

Ryan M. – Portland, OR

“Recientemente tuve una bebé que no sufre exactamente de cólicos. Sin embargo, tiene bastantes gases y llora por el dolor que le provocan. Colic Calm funciona en minutos. Mi primera hija (que ahora tiene 9 años) tuvo cólicos severos y desearía haber conocido este producto en ese momento. Nadie sabía cómo ayudarme, yo era muy joven e ingenua y hubiera probado cualquier cosa para que mi bebé dejara de gritar y llorar todo el día y la noche. Me dijeron que dejara de amamantar, que utilizara fórmula e incluso que le empezara a dar leche de soya. ¡Terrible! Me pregunto lo hermosa que hubiera sido la vida si hubiera conocido y tenido acceso a Colic Calm. En principio me alarmé un poco, viendo el color del producto. Parecía un tinte negro para el pelo y pensé ¡Dios! ¿Por qué compré esto? * Compré un poco de magia, ¡eso es lo que hice! *. Mi bebé pasa del llanto a las sonrisas rápidamente. Muchas gracias por traernos Colic Calm. Ser un padre o madre es muy estresante y puede serlo mucho más si tu pequeño está sufriendo. Entonces, no solamente han ayudado al estómago de mi bebé, también me han ayudado a mí. De nuevo, ¡gracias!

Jennifer L. – Menifee, CA

“Bueno, tengo que decirlo… ¡soy una creyente! Mi recién nacida tenía terribles episodios de gases nocturnos y llantos. La hora de la cena se convirtió en caminar por todo el apartamento y saltarse las comidas de la familia. Decidí intentar con Colic Calm. Déjenme decirles que ahora las noches son silenciosas y cada vez que la veo sentirse con gases, le doy una dosis y en 5 minutos parece una bebé feliz de nuevo. No dude a la hora de probar este producto. Le ahorrará innecesarias noches sin sueño y, mejor aún, lo estará logrando con ingredientes totalmente NATURALES. Gracias por crear este producto… ¡Qué buen regalo para el mundo!”.

Angela R. – Peoria, AZ

“Encontré Colic Calm después de mi tercer bebé y desearía haberlo encontrado en el primero. Esto es lo ÚNICO que ha funcionado para aliviar la incomodidad que se debe a los gases y dolores estomacales. Mi bebé ahora tiene 4 meses y se lo doy en las noches antes de dormir si veo que tiene gases y después de 10 minutos está durmiendo. Realmente no puedo agradecerles lo suficiente. Mi pediatra lo ha aprobado y se lo recomiendo a cualquier padre que esté lidiando con un bebé con cólicos. ¡Gracias!”.

Dawn F. – Tucson, AZ

“Blake está muy bien, va a cumplir un año el miércoles 18. Simplemente tiene muchos gases, Colic Calm le ayuda demasiado. ¡Gracias por invertir en algo tan maravilloso! Tuve mis dudas al principio, ahora creo firmemente en esto. Aprecio que me hayan respondido, normalmente cuando uno realiza compras online a veces no se sabe que recibirá, mucho menos se espera escuchar respuestas, por lo que de verdad gracias. Y, de nuevo, muchas gracias por Colic Calm”.

Lisa G. – Lincoln, NE

“Quería decirles que el producto está funcionando. Ryan está mucho mejor ahora que le he estado dando Colic Calm. Cambiamos su fórmula a Enfamil Nutramigen lo que nos ha ayudado, pero de todas formas estaba teniendo problemas de gases. Cuando se siente intranquilo le doy una dosis e inmediatamente está feliz. Ryan también sufre de hipo y en cuanto le doy Colic Calm desaparecen. Muchas gracias por este increíble producto… ¡Lo recomiendo en las carteleras del pueblo!

Rene T. – Washingtonville, NY

“Honestamente, ¡le he estado contando a todo el mundo lo maravilloso que es Colic Calm! ¡Sé que sueno como una pieza de publicidad! A las dos semanas, mi pobre hija no podía dormir por más de 30 minutos sin despertarse gritando. Los gases eran tan terribles, ¡podía escuchar cómo se movía su estómago! Después de haber eliminado casi todo de mi dieta (estoy amamantando), los gases seguían siendo terribles. Encontré Colic Calm después de realizar una búsqueda en Internet y realmente me impresionó su página web; por lo informativa que es. Ciertamente sentí que me estaban educando y no que me estaban tratando de vender algo. Seguí adelante y decidí realizar el pedido. ¡Creo que los ángeles cantaron cuando la caja llegó! ¡Colic Calm funcionó en 5 minutos! No dejaba de preguntarle a mi esposo si me lo estaba imaginando o si realmente se había calmado así de rápido, ¡pero él también estaba convencido de que estaba funcionando! Además, ¡mi pediatra apoyó totalmente la idea, lo que me dio una seguridad adicional!”.

Aren L. – Copley, OH

“Realmente estoy muy feliz de haber encontrado Colic Calm. Mi bebé no tuvo exactamente cólicos, solamente unos gases muy fuertes que le generaban dolor por algunos minutos al día. Colic Calm la ayudó en cuestión de minutos. Le recomiendo Colic Calm a cualquier otro padre que esté sufriendo por los cólicos de su bebé. ¡Gracias por este increíble producto!”.

Angela C. – Lubbock, TX

“El Colic Calm que compré ha funcionado maravillosamente para mi bebé. Connor tiene 2 meses y ha presentado problemas con los movimientos de los intestinos desde que nació, además de tener terribles gases. Los médicos le han cambiado varias veces su fórmula. Intenté con Colic Calm y logré resultados inmediatos. Ahora no tiene gases y sus movimientos de intestinos son regulares. Ahora es un niño totalmente diferente, siempre sonriendo y riéndose, prácticamente no llora. Muchas gracias”.

Vourneen M. – White Plains, NY

“Mi hijo de 5 meses realmente tiene un caso serio de gases y presenta incomodidades todo el tiempo. Estaba siempre irritable hasta que hice una investigación y encontré Colic Calm. Decidí intentarlo y ha dado un giro de 180 grados. ¡Está mucho más cómodo y ahora de hecho duerme toda la noche! ¡Este producto es lo MEJOR! ¡Ha ayudado mucho a mi hijo! ¡Altamente recomendado!”.

Shelli B. – San Jose, CA

“Cuando mi hijo tenía 3 semanas comenzó a presentar incomodidades por gases. Compré 5 biberones diferentes pensando que esto podía ser parte del problema. Nada parecía ayudarle. Entonces comencé mi búsqueda en Internet y encontré su producto. Por supuesto primero le pregunté al médico y me dijo que no había muchos estudios sobre el agua de gripe, entonces debía leer los testimonios. Estaba escéptica pero dispuesta a probar cualquier cosa. ¡Con la primera dosis funcionó! ¡Estaba realmente sorprendida por los resultados! Se lo recomiendo a todos mis amigos con niños. Gracias por tener representantes de ventas maravillosos que además suman a la experiencia positiva de su fantástico producto”.

Christina M. – Boynton Beach, FL

Referencias

  1. Una guía médica a la salud gastrointestinalPaul Miskovitz, M.D., y Marian Betancourt
  2. Cuidados naturales para los bebés y los niñosLauren Feder, M.D.
  3. Cuidados naturales para el estómagoAnil Minocha, M.D., y David Caroll
  4. Qué esperar durante el primer añoArlene Eisenberg, Heidi E. Murkoff, y Sandee E. Hathaway, B.S.N., con prólogo de Henry Harris, M.D., F.A.A.P
  5. Digestión saludable de forma naturalD. Lindsey Berkson, con prólogo de Jonathan Wright, M.D.
  6. Seguridad de los aceites esenciales: una guía para los profesionales de los cuidados de la saludRobert Tisserand y Tony Balacs
  7. Medicina inteligente para niños más saludablesJanet Zand, N.D., L.Ac., Robert Roundtree, M.D., Rachel Walton, MSN, CRNP