Lista de cólicos

14 Consejos y Remedios de Expertos para los Bebés con Cólicos

  1. Llevar un diario de cólicos:: al documentar los episodios de cólicos de su bebé podrá ayudarse a usted y a su pediatra a anticipar episodios e inclusive a determinar las causas. Un diario de cólicos contiene un registro de elementos como el momento en el día en que comienzan los episodios y su duración, los patrones de sueño y de alimentación y las estrategias que ya ha probado y sus efectos, el sonido del llanto de su bebé, el comportamiento de su bebé, su postura durante los episodios y el olor y color de las defecaciones y orina.
  2. Agua de Gripe: Por más de cien años, el agua de gripe ha sido el remedio confiable para los cólicos utilizado por pediatras, niñeras y millones de padres en el mundo. El agua de gripe de la mejor calidad debe estar registrada por la FDA en términos de seguridad y eficacia, contener ingredientes completamente naturales y estar fabricada de acuerdo a las estrictas regulaciones de la FDA en sus buenas prácticas de fabricación (GMP por sus siglas en inglés) para los medicamentos homeopáticos. Colic Calm® es la única agua de gripe que cumple con este alto estándar y trabaja rápidamente; normalmente en cinco minutos o menos, ofreciendo un alivio seguro y efectivo sin efectos secundarios. Muchos padres simplemente describen Colic Calm como la medicina milagrosa.
  3. La postura de cólicos: – La postura de cólicos utiliza la gravedad para aplicar una presión suave sobre el abdomen de su bebé. Esto puede ayudar al bebé a expulsar sus gases y mejorar la movilidad en los intestinos. Levante al bebé boca abajo con su barriga descansando en su antebrazo, las piernas del bebé deben estar alrededor de su codo y su mentón reposando sobre su mano. Puede dar al bebé un masaje suave en la espalda para mayor presión. Un resultado similar también puede lograrse colocando al bebé boca abajo sobre su pierna, mientras que usted está sentado. Alternativamente, intente el anido en el cuello, en el que la cabeza del bebé se coloca entre el mentón, pecho y la parte superior de la espalda y se sujeta suavemente al bebé derecho para aplicar una presión ligera sobre el área del estómago.
  4. Té herbal – Los tés tibios son un antiguo “remedio popular” para los cólicos. Hay evidencias de que el té de hinojo puede ser particularmente útil.
  5. Sonido: Los sonidos ambientales, como los del útero, pueden ser estimulados utilizando ruido blanco como un secador de pelo, aspiradora, secadora, estática de radio o sonidos calmantes.
  6. Música: Las grabaciones de nanas de cuna o cantarle a su bebé puede funcionar para distraer al bebé de incomodidades, esto sin mencionar que puede calmar los nervios de los padres.
  7. Movimientos: Mecer en movimientos laterales, movimientos vibratorios o bailes suaves pueden calmar a los bebés más alterados. Puede sujetar al bebé en sus brazos, en forma de cuna, mecerlo o inclusive llevarlo a dar un paseo. También puede sentarse en una pelota de ejercicios para crear un movimiento de rebote que a muchos bebés les encanta.
  8. Probióticos – Se ha demostrado en diversos estudios que los bebés tratados con un tipo especial de probióticos orales disponibles para infantes, como Lactobacillus reuteri, muestran una reducción en los episodios de llanto al ser comparados con grupos placebo.
  9. Masajes – Se sabe que un masaje estomacal suave puede ayudar a algunos bebés a mejorar la incomodidad digestiva asociada con los cólicos y a mejorar la motilidad de los gases atrapados.
  10. Acurrucar, envolver y sujetar: Manteniendo a su bebé cerca en sus brazos, envuelto en una manta o en un cabestrillo puede ayudar a calmar a un bebé irritable. Esto crea un ambiente cálido y de confianza que se parece al del útero.
  11. Simeticona: – Este fármaco es referido por algunos médicos como el remedio para los gases. Aunque la simeticona es relativamente segura, no hay evidencias de que de hecho funciona mejor que los placebos y los estudios han mostrado que es completamente ineficiente.
  12. Un baño caliente – Puede relajar a un bebé especialmente si se combina con la aromaterapia (como un jabón con esencia o aceites de baño).
  13. Chupones – Puede ayudar a su bebé a calmarse al activar el reflejo de chupar.
  14. Aumentar la frecuencia de la alimentación – Si se alimenta al bebé por menos tiempo y más frecuencia se puede ayudar a aplacar su ánimo en caso de que el hambre sea un factor en su irritabilidad, además el reflejo de chupar ciertamente tiene un efecto relajante en los bebés. Asegúrese de no sobrealimentar al bebé porque esto podría empeorar los síntomas. Si está amamantando, vacíe uno de los pechos por completo antes de cambiar de lado, esto se debe a que la leche final tiene menos lactosa, lo que puede contribuir con la aparición de gases.

Intente mantener una lista de consejos para los cólicos como la de arriba para determinar qué funciona mejor para su bebé y discútala con el pediatra o médico.

*Liberación de responsabilidad: La información ofrecida en esta página web no debería ser utilizada como un sustituto de los servicios de atención médica profesional para la prevención, diagnóstico o tratamiento de la condición de su hijo. Por favor consulte con el médico o farmaceuta de su bebé antes de darle cualquier tipo de medicamento (de prescripción o de venta libre) o antes de seguir cualquiera de los planes de tratamiento mencionados. Esta información se le ofrece únicamente para ayudarle a estar tan informado como sea posible sobre la condición de su bebé. Debe consultar con el médico de su hijo si tiene preocupaciones en relación a sus síntomas, dado a que el médico puede ser capaz de identificar o excluir ciertas causas de la incomodidad de su bebé.